Navidad bardo: descontrol, alcohol y tiros en fiestas callejeras con adolescentes

Tienen entre 14 y 17 años y prohibido el ingreso a boliches. Pero se las ingeniaron y armaron su propio festejo de Navidad. Más de 2000 adolescentes (1500 en Rosario y 600 en Córdoba) coparon el espacio público, provocaron incidentes y destrozos, algunos bajo los efectos del alcohol y sin la presencia de sus padres. En Rosario, la Policía los corrió con balas de goma y las autoridades admiten que la situación “los desbordó”.

“San Juan 5300”. Como si fuera una contraseña, la altura de la calle del barrio Azcuénaga en la zona oeste de Rosario se viralizó por Whatsapp en cuestión de minutos. A la 1.30 empezaron a llegar los primeros autos. Abrían los baúles, sacaban las heladeritas con alcohol y hielo y ponían la música a todo volumen. Tanta era la cantidad de jóvenes que la esquina les quedó chica y ocuparon varias cuadras del barrio. Las líneas de colectivos que pasaban por el lugar tuvieron que desviar su recorrido. Algunos vecinos avisaron al 911 y la Policía se hizo presente en el lugar. En los videos de esa noche, se escuchan las balas de goma.

La fiesta se descontroló a las 4 de la madrugada. Los adolescentes se enfrentaron con la policía. Hubo disparos de bala de goma, corridas y muchos destrozos. Hay una policía herida.

En las redes sociales, los adolescentes contaron lo que vivieron como una hazaña: “San Juan 5300 es para escribirlo en un librito”, “lo que pasó en San Juan 5300 se queda en San Juan 5300”, entre otros mensajes. Prometieron volver a juntarse en Año Nuevo: ya se difunde “Mendoza 5600” como el nuevo hashtag festivo, a solo 3 cuadras de lo que pasó esta Navidad.
“San Juan 5300”. En Twitter algunos contaron qué pasó en la fiesta callejera que terminó en escándalo.

La municipalidad de Rosario reconoció que la cantidad de adolescentes los desbordó en un lugar que no tenían en cuenta y reforzarán 12 puntos fijos para evitar desmanes en Año Nuevo.

En Córdoba pasó algo similar en una plaza del barrio Nuevo Poeta Lugones en la zona norte de la ciudad. Más de 600 chicos se convocaron en 20 minutos con el mismo fin: festejar la Navidad con amigos. Los vecinos que estaban en sus patios vieron cómo los adolescentes estaban fuera de control. Por los efectos del alcohol algunos chicos quedaron inconscientes en las veredas, otros se metieron en casas de los vecinos que tuvieron que llamar a sus padres y a la policía. La plaza quedó llena de basura y con varios destrozos, pero nadie se hizo cargo.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO