Acuerdo en peligro: advierten que el Gobierno no cumplirá con dos de las tres metas impuestas por el FMI

El organismo pidió reducir el déficit fiscal, que la inflación no supere el 32% y que el país no caiga en recesión. Los dos últimos objetivos serían imposibles.

Christine Lagarde

Al anunciar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la conducción económica del gobierno de Mauricio Macri tenía tres metas finales: que el déficit fiscal primario no supere el 2,7% del PBI, que el país crezca en 2018 y que la inflación no supere el 32% acumulado. A menos de 5 meses del 31 de diciembre, sólo la primera está garantizada, y es probable, que las otras dos resulten fallidas.

Según explica Ámbito Financiero, hacia el último trimestre del año el Gobierno debería evaluar la alternativa de pedir un “waiver” con el FMI. Para esto, al menos, Mauricio Macri debería haber logrado que el Congreso nacional le haya aprobado el proyecto de ley de Presupuesto 2019, con el 100% del ajuste políticamente garantizado.

Las medidas fiscales de mayor presión sobre el ingreso de los recursos fiscales anunciadas por el Ministerio de Hacienda de Nicolás Dujovne, le dan la garantía al Estado nacional de conseguir un nivel de superávit fiscal primario de 2,7%; porcentaje que incluso podría ubicarse cerca del 2,5%, o aún por debajo. Esta meta es la principal preocupación de los técnicos del Fondo.

Christine Lagarde y Mauricio Macri

En tanto, el acumulado del año de la inflación con un 19,6% complica la meta anual prometida de un límite de 32%. Los privados están hablando de entre 34% y 35%. Se descarta, aún en los despachos oficiales que agosto traerá malas noticias. Sólo por el descarte residual de julio y los efectos de las subas de los combustibles y alimentos, sería inevitable que el incremento de los precios llegue este mes a 3%.

Con esto se acumularía en los primeros ocho meses de 2018 un total de 22,5%; o incluso 23%. Para el resto del año debería lograrse menos de 9,5%; o, dicho de otro modo, un promedio aproximado de 2,4% mensual. No sería una meta imposible, especialmente entre octubre y noviembre. Pero para esto todo el gabinete económico debería hacer gala de una característica que aún no mostró: coordinación extrema. Especialmente en el momento de aplicar incrementos de combustibles y tarifas fuera de lo presupuestado.

El panorama se complica aún más al proyectar las posibilidades ciertas de lograr en 2018 un crecimiento de la economía, aunque sea de una manera austera. Sólo un 0,1% alcanzaría para que Mauricio Macri rompa la maldición de los años pares, que se viene acumulando desde 2014. Sin embargo, las perspectivas no son buenas. Es inevitable que el país caiga en recesión entre el segundo y el tercer trimestre del año. El problema es el cuarto. Hasta fines de julio las expectativas eran favorables. Sin embargo, el estallido de la crisis turca y los efectos en la economía real de la causa de los cuadernos (que, como mínimo, paralizarían la obra pública) fueron baldazos de agua fría en las proyecciones.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO